Increíble la historia de este mexicano llamado Sergio Ramos. De jugar a una simple aplicación de móvil llamada Clash Royale a ser ni más ni menos que el campeón del mundo en la Crown Championship de dicho juego. Casi nada.

Ser campeón del mundo, en cualquier modalidad o deporte, es muy difícil para cualquier persona. Hay muchísima competencia en todo lo que pretendas hacer en el mundo, y este mexicano de sólo 16 años lo ha conseguido. Para que te hagas una idea, Sergio Ramos es el mejor jugador de Clash Royale de los más de 80 millones de jugadores activos que tiene el juego.

Vídeo de la final de la Crown Championship